Pechugas empanizadas con avena, linaza y amaranto
  1. Dile no al desperdicio de alimentos

    Muchas veces olvidamos comer los alimentos que compramos y se nos echan a perder. Esto suele ocurrir con ciertos alimentos como el pan. La buena noticia es que la avena es un cereal con una vida muy larga si la mantienes en un contenedor bien cerrado. Ya sea que utilices la avena molida o en copos, o que con un rallador reutilices el pan cuando se endurece, ¿por qué no darle un toque de sabor saludable y hecho en casa que puedes a tus platillos?

  2. Empaniza de forma creativa y saludable

    ¿Sabías que existen alternativas al pan rallado igualmente deliciosas para empanizar tu comida? Para darle un gusto a tus platillos, intenta empanizar con hojuelas de avena, linaza o sésamo, fruta seca, o harina de garbanzos. Incluso puedes intentar utilizar papas ralladas para las recetas con pescado. En un tazón mezcla harinas, semillas y especies y verás que ¡No te arrepentirás de probar estos empanizados!

  3. Condimenta de una manera diferente

    Si prefieres el pan rallado tradicional pero quieres darle un nuevo toque, puedes agregarle especies como romero, orégano o pimiento, cereales con base de hojuelas de maíz sin azúcar o hasta pieles ralladas de frutas cítricas. ¡Tus invitados o tu familia quedarán con la panza contenta!

  4. Desafiar a la abuela o a tu madre

    Muchas veces preparamos platillos empanizados y resultan deliciosos. Sin embargo, difícilmente superan el sabor de la madre o la abuela. Tal vez llegó el momento de aprender de ella y de desafiarla en una competencia para ver quien prepara el mejor empanizado. Probablemente saldrás perdiendo, ¡pero… por lo menos será un buen momento para divertirse!

  5. ¡De la vista nace el amor!

    Por último, ¡empanizar hace tu comida más bonita a la vista! Por eso, tus niños querrán comer con mucho más gusto cualquier plato de carne, pescado, queso o verdura que normalmente no querrían comer. ¡Empanizar hace todo más bonito y sabroso!

Si ya estás convencido, entonces puedes empezar con esta receta de pechugas de pollo empanizadas con avena, linaza y amaranto que fue creada por Daniela Enriqueta Soto López y participó en el Segundo concurso de recetas con avena.

Pechugas empanizadas con avena, linaza y amaranto