Mousse de avena con manzana

Las manzanas son uno de los frutos más queridos en todo el mundo, excepto por Blanca Nieves claramente. Las manzanas son muy populares en Europa y el consumo anual per cápita es de aproximadamente 20 kg, lo que equivale a 1.5 manzanas al día. En países como México y Estados Unidos de América, sin embargo, consumen 9 kg por persona al año, lo que equivale aproximadamente a 1 manzana cada 4 días. Pero esta cantidad puede mejorar y ahora te diremos unas cuantas razones para que nos creas y te convenzas.

Ya sea que te gusten rojas, amarillas o verdes, las manzanas son uno de los frutos que proporcionan más beneficios a tu salud y menos calorías. Cada manzana tiene sólo 50–80 calorías y 5 gramos de fibra, la cual ayuda a controlar los niveles de insulina mediante la liberación de azúcar lentamente en el torrente sanguíneo.

Las manzanas están llenas de vitaminas C, A y flavonoides y con cantidades menores de fósforo, potasio, hierro y calcio. La pectina de la manzana ayuda a reducir los niveles de colesterol al disminuir la secreción de insulina. Según la medicina china, as manzanas fortalecen el corazón, calman la sed, disminuyen las mucosas y aumentan los fluidos corporales. Según un estudio realizado en Brasil, comer una manzana antes de una comida ayudó a las mujeres a perder 33 % más de peso que las que no lo hicieron. Como ves, las nobles manzanitas ya sean crudas o cocidas te pueden ayudar en tu dieta!

Si estás buscando un postre refinado además de saludable entonces te recomendamos probar este mousse de avena con manzana, una receta creada por Sonia Altamira Contreras que ganó el Tercer lugar en el Tercer Concurso de Recetas con avena canadiense.

Mousse de avena con manzana