By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://avenacanada.com/

El consumo de Avena en la prevención cardiovascular

Avena_Canadiense

Cada año, casi 18 millones de personas en el mundo mueren de enfermedades cardiovasculares. Hoy en día, estas enfermedades representan la primera causa de muerte en todo el mundo y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones en el año 2030.

La Federación Mundial del Corazón con el apoyo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (UNESCO) designó el 29 de septiembre como Día Mundial del Corazón. En el marco de este Día, cobra relevancia hablar del cuidado del corazón y la prevención de enfermedades cardiovasculares. Algunas de las cosas que puede hacer para cuidar su corazón son:

  • Cocinar y comer sano,
  • Hacer ejercicio físico, al menos media hora diaria,
  • Limitar el consumo de sustancias perjudiciales como la sal, el tabaco o el alcohol,
  • Controlar el colesterol,
  • Controlar el peso. La obesidad es un riesgo cardiovascular importante.

Seguir una dieta saludable es un elemento fundamental de una correcta prevención cardiovascular. El consumo de fibra dietética se asocia con la prevención de enfermedades cardiovasculares. Entre las fuentes de fibra, los betaglucanos han mostrado ser el tipo de fibra más efectivo para prevenir enfermedades cardiovasculares. Los betaglucanos se encuentran naturalmente en la avena en aproximadamente un 4.5% (2.2 – 7.8%) de concentración.

El consumo de fibra dietética protege de enfermedades coronarias. La avena al ser un grano entero, contiene fitoestrógenos y ácidos fenólicos que ejercen un papel antioxidante y protector contra las enfermedades coronarias. Al mismo tiempo, su consumo impacta positivamente otros factores de riesgo como los niveles de colesterol total y LDL en la sangre. La avena es también una fuente de ácido fólico (B9) y cobalamina (B12), vitaminas del complejo B cruciales para el mantenimiento de los niveles de homocisteína en control, niveles que potencialmente contribuyen como factor de riesgo independiente a la trombosis venosa, los infartos y las enfermedades coronarias.

El consumo de avena favorece también la disminución de los niveles de presión arterial y incide en el metabolismo del colesterol. De forma general, un consumo o suplementación de 3 a 8 gramos de betaglucanos por ocasión, induce una mayor sensación de saciedad y ayuda a controlar el peso.

Por lo tanto, se puede considerar que el consumo de avena forma parte de una dieta equilibrada como una medida que participa en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Para saber más sobre el papel que el consumo de avena puede tener en la prevención cardiovascular, consulta este articulo de los expertos de ANCAM, la Asociación Nacional de Cardiólogos de México y el sitio web de la asociación. El 29 de Setiembre ayúdanos a compartir información sobre el cuidado del corazón en redes con el hashtag #DiaMundialDelCorazón.

Albóndigas de Avena
Pastel Poblano Vegano