Ravioles rústicos de avena, hongos y flor de calabaza

Ravioles rústicos de avena, hongos y flor de calabaza

Por Michelle Sandra Puebla Navarrete, Ciudad de México


Ingredientes

Por 4 persona(s)

Para la masa:

  • 200 gramos de harina de avena
  • 100 gramos de harina de trigo
  • 2 huevos enteros
  • 2 yemas
  • 50 ml de aceite de oliva
  • 80 a 100 ml de agua

Para el relleno de portobellos:

  • 7 piezas de hongos portobellos grandes
  • 1/2 cebolla morada
  • 1/2 cebolla blanca
  • 1/4 taza de perejil picado
  • 1/2 taza de queso vegano para derretir
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal

Para la salsa de flor de calabaza:

  • 2 tazas de flor de calabaza limpia sin pistilos
  • 1/2 cebolla blanca
  • 2 cucharadas de harina de arroz
  • 2/3 taza de agua
  • 1/2 taza de leche de arroz
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • sal

Procedimiento:

  1. Para la pasta:
    • Para la pasta es necesario pesar todos los ingredientes antes de llevar a cabo la preparación.
    • En un recipiente colocar las dos harinas y en el centro el huevo y el aceite. Mientras se incorporan estos dos ingredientes, agregar de a poco el agua. Amasar hasta que se obtenga una masa elástica, suave y uniforme. Dejar reposar 1/2 hora.
  2. Para el relleno:
    • Picar las cebollas y los hongos en cuadritos muy pequeños.
    • En una sartén caliente colocar el aceite y posteriormente acitronar la cebolla.
    • Incorporar los hongos, agregar sal y esperar a que el líquido se evapore.
    • Agregar el queso rallado y revolver
    • Agregar el perejil, apagar y dejar enfriar.
  3. Para la salsa:
    • Picar groseramente la flor y la cebolla.
    • En un sartén caliente acitronar la cebolla y la flor de calabaza. Agregar un poco de sal.
    • Cuando la preparación anterior haya soltado su jugo incorporar él harina de arroz, agregar agua y dejar hervir unos minutos.
    • Dejar que la mezcla enfríe un poco y licuar.
    • Colocar la mezcla en el sartén y agregar la leche, dejar que hierba y apagar.
  4. Para los ravioles:
    • Extender la pasta con un poco de harina lo más delgada posible, moviendo constantemente para evitar que se pegue a la mesa.
    • Es necesario obtener 2 tiras de aproximadamente el mismo ancho y largo pues en una de ellas se colocará un poco del relleno con ayuda de una cuchara para café, dejando aproximadamente 2 cm de espacio entre cada montoncito de relleno.
    • Posteriormente rodearemos con un pincel y un poco de agua el relleno para que la segunda tira que colocaremos encima pegue.
    • Con ayuda de un cuchillo o un cortador para pizza cortaremos la forma clásica de los ravioles (cuadros de pasta) cuidando que el Relleno se mantenga en el centro.
    • Hervir agua con sal en una olla.
    • Verter los ravioles en el agua. Aproximadamente 5 o 6 min después flotaran y será indicio de que los ravioles están cocidos.
    • Agregar a la salsa caliente y servir.