Sopa de Tortilla en Bolitas Con Avena

Sopa de Tortilla en Bolitas Con Avena

En esta versión de la sopa clásica mexicana, las bolitas se hacen con la avena en vez de las tortillas de maíz. Apetece muy bien a todos los que prefieran recetas con más proteína y más fibra – ¡dos cosas que están presentes en la avena! O ya si quiere una sopa deliciosa pero no tiene ningunas tortillas frías en casa, ¡esta sopa le va a encantar!


Ingredientes

Por 4 persona(s)

Para las bolitas de avena:

  • 4 copas de hojuelas de avena (360 g)
  • 1/2 taza de leche (120 mL)
  • 1/2 de una cebolla blanca
  • 1 cucharada de ajo picado
  • 1/4 taza de cilantro fresco picado
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de pimiento roja
  • 1 cucharadita de pimienta negra
  • 1 huevo
  • 1 taza de queso rallado (Cotija o mozzarella salada) (100 g)
  • 1/2 taza aceite vegetal, para freír (120 mL)

Para la sopa de tomates:

  • 2 cebollas blancas en trozos
  • 2 cucharadas de ajo picado
  • 1 cucharada de sal, y más según sus preferencias
  • Una cucharadita de pimienta negra
  • 1/4 taza de concentrado de tomate
  • 1/4 taza de vinagre de vino tinto (60 mL)
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 16 tomates enteros, cortados en trozos
  • 2 tazas de caldo de res o de verduras (240 mL)
  • 1/2 taza de nata espesa (120 mL)
  • Cilantro y crema agria, para decorar

Procedimiento:

  1. En un recipiente grande, remojar las hojuelas de avena con la leche, después dejarlas en remojo por 30 minutos.
  2. Mientras que las hojuelas de avena están en remojo, hacer la sopa de tomates: En una olla grande, precalentar unas cucharadas de aceite vegetal a fuego medio. Agregar la cebolla y el ajo picado y seguir cocinando hasta que la cebolla comience a dorarse. Añadir la sal, la pimienta negra, el concentrado de tomate, el vinagre, y el azúcar y revolver hasta que se espese un poco, 2-3 minutos. Entonces, incorporar los tomates y revolver para que los tomates se descompongan un poco. Cubrir la olla, bajar el fuego, y dejar la sopa hervir a fuego lento durante 20 minutos.
  3. Poner las hojuelas de avena húmedas en una licuadora, junto con la cebolla, el ajo, el cilantro, la sal, la pimienta roja, la pimienta negra, el huevo, y el queso. Mezclar hasta que se forme una masa; se puede añadir unas cucharadas de leche si la masa le parece demasiada seca. Enrollar la masa en bolitas de un diámetro de aproximadamente de 2 pulgadas / 5 centímetros. Debería tener aproximadamente 24 bolitas.
  4. Calentar ½ taza de aceite vegetal en un sartén bien grande. Freír las bolitas a fuego medio, dándolas vuelta de vez en cuando para que se doren de todos los lados. Una vez bien fritas, poner las bolitas en un plato sobre un papel de cocina absorbente.
  5. Hacer puré la sopa de tomates con una licuadora de mano. Una vez muy homogénea, incorporar la nata espesa, luego agregar las bolitas de avena.
  6. Decorar la sopa con una cucharada de crema agria y una pizca de cilantro fresco picado.