Croquetas de espinacas, queso y avena
Crujientes y cremosas: croquetas de avena, espinacas y queso

Olivia seguramente habría apreciado esta receta para Popeye: cremosas y deliciosas croquetas rellenas de queso con una capa crujiente. Las espinacas con queso es una combinación clásica que se repite en muchos platillos, por lo que no podíamos dejar de hacer nuestra propia versión de croquetas pero con avena.

Normalmente cuando piensas en croquetas de queso, no esperas que sean ligeras o saludables, pero esta receta te da tanta nutrición, que seguramente se va a convertir en una de tus favoritas. No está de más recordar las propiedades nutricionales de los ingredientes principales: el queso te da mucha proteína y calcio, las espinacas no solo te dan calcio, sino muchísimo hierro, mientras que la avena tiene también proteínas y mucha fibra.

Si quieres hacer una versión light, en lugar de freír puedes hornear y usa solo leche para el empanizado en lugar de huevo. Estas croquetas son ideales para botanear, para llevártelas al trabajo, para un lunch escolar o incluso como plato fuerte acompañadas de una fresca ensalada. ¿Ya se te hizo agua a la boca a ti también?

*Nota: Es importante seguir el procedimiento de la receta paso a paso y tomar en cuenta estos tips:

  • Si no exprimes completamente las espinacas, las croquetas se van a desbaratar. Usa un colador y oprime las espinacas con un tenedor. También puedes ponerlas en un pedazo de tela limpio que sea poroso. Asegúrate de exprimir con fuerza para deshacerte de toda el agua.
  • Si usas espinacas frescas, te sugerimos cocerlas al vapor para que conserven más sus vitaminas y minerales.
  • Deja la mezcla enfríar por completo antes de añadir el queso.
  • Si prefieres hornear rocía las croquetas con aceite en spray o agrega un poco aceite. Hornea aproximadamente por 20 minutos hasta que estén doradas.

Si sigues todos los pasos, ya verás como te quedarán perfectas. Pruébalas y no olvides decirnos cómo te quedaron.

Aqui la receta