Base de pizza libre de gluten
Base de pizza con avena

Sí, no estamos bromeando, es posible y la receta llega hasta ti gracias a nuestra amiga Angélica Noemí Rodríguez Corona, ganadora del tercer lugar de nuestro concurso de recetas lanzado en Febrero del 2016. Si eres intolerante al gluten, o simplemente quieres disfrutar de una pizza, sigue leyendo, pues hacer una base para pizza con avena es posible.

No tienes que ser un experto cocinero, ni amasar por horas, para hacer tu propia pizza crujiente y deliciosa. Agrega tu queso preferido, un poco de piña, o pedacitos de verdura para enriquecerla. Te sugerimos rodajas de pimiento, calabacitas en juliana, cubitos de tomate, flor de calabaza, jalapeños, chipotle, cebolla, jamón de pavo, champiñones y hasta frijoles (¿Sabías que este 2016, es el Año Internacional de las Legumbres? Visita este sitio para muchas recetas con legumbres).

Se ha hablado mucho del gluten, las estrategias de mercadotecnia de hoy en día promocionan productos “libres de gluten” incluso en alimentos que naturalmente no contienen gluten! ¿Pero sabes que es el gluten? No se trata de una grasa demoniaca, o un compuesto tóxico que te va a reventar los intestinos. Es simplemente la proteína contenida en cereales como el trigo, cebada y centeno, que actúa como elemento aglutinante, que liga las moléculas de agua. Precisamente por esto los cereales con gluten son tan apreciados entre panaderos, reposteros y fabricantes de este tipo de productos.

La avena no contiene gluten, sino una proteína llama avenina que es tolerada por la mayor parte de los celiacos (menos del 1% de los celiacos tienen reacciones alérgicas cuando consumen grandes cantidades de avena). Si estás siguiendo una dieta libre de gluten por razones médicas y tu intolerancia es muy fuerte, por favor consulta a tu médico antes de consumir avena o busca los productos que lleven una etiqueta que garantice que la avena esté libre de gluten. Ya que si la avena es producida en el mismo lugar donde otros cereales con gluten- como el trigo, la cebada y el centeno- han sido procesados en años recientes, la avena puede contaminarse si no se lleva a cabo una limpieza de los equipos para eliminar rastros de gluten.

Pero dejemos estas cuestiones técnicas y ahora si…manos a la masa!

Aqui la receta