Tras el diagnóstico, la diabetes será tu compañera de por vida. Te acompañará mientras comes, cuando duermes, durante tu jornada laboral, incluso cuando viajas. Por ello, es muy importante que la conozcas, de manera que sepas cómo cuidar tu salud y así evitar complicaciones.

Así, lo primero que debes saber es con qué tipo de diabetes convives. Existen tres tipos de diabetes, las cuales varían en función de las causas y los factores de riesgo que las originan:

La número uno

La diabetes tipo 1 generalmente se presenta durante la infancia o la adolescencia, por lo cual antes se le llamaba “diabetes juvenil”. Sin embargo, hoy sabemos que puede presentarse a cualquier edad.

Hasta el momento se desconoce la razón por la cual se desarrolla este tipo de diabetes, la cual se caracteriza porque el páncreas no produce o produce mínimas cantidades de insulina, una hormona cuya función es permitir que la glucosa de los alimentos ingrese en las células del cuerpo donde se transforma en energía para realizar todas las actividades diarias: desde respirar hasta correr y pensar.

Así, cuando el páncreas falla, la glucosa contenida en los alimentos no puede ingresar en las células, por lo cual permanece en la sangre, donde se acumula.

Cuando esto ocurre, la persona comienza a experimentar cansancio y apetito excesivos, pues su cuerpo no está obteniendo la energía que requiere para realizar todas sus actividades. Esto, a su vez, ocasiona que la persona pierda peso rápidamente, orine de manera constante y experimente mucha sed.

Ante estos síntomas, es fundamental ir al médico para que haga los análisis pertinentes y con ello pueda determinar si la persona tiene diabetes o no. De no acudir con el doctor y recibir el tratamiento adecuado, el azúcar se irá acumulando en la sangre, provocando diversos daños a la salud, e incluso ocasionando que la persona entre en coma.

A partir del diagnóstico, quienes viven con diabetes tipo 1 deberán recibir insulina a través de inyecciones diarias o por medio de un aparato llamado microinfusora o bomba de insulina.

La más famosa

El mayor número de casos de diabetes corresponden a la diabetes tipo 2, trastorno relacionado con la obesidad, pues la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta. Y si bien anteriormente era característica sólo de los adultos, actualmente también se presenta en niños y adolescentes, debido al consumo excesivo de alimentos ricos en grasas y el sedentarismo.

Cuando se presenta este tipo de diabetes, la grasa, el hígado y las células musculares no pueden utilizar la insulina, lo cual se denomina resistencia a la insulina. Como resultado, el azúcar de los alimentos no entra en las células para ser transformada en energía, por lo que, al igual que en la diabetes tipo 1, se va acumulando en la sangre, lo cual se denomina hiperglucemia.

]A diferencia de la diabetes tipo 1, en la diabetes tipo 2 sí se conocen los factores de riesgo e incluyen: tener más de 45 años, antecedentes familiares de diabetes, un bajo nivel de actividad física, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo, diabetes durante un embarazo previo y dar a luz un bebé que pese más de 4 kg.

Otros factores de riesgo son: colesterol HDL menor a 35 mg/dL, niveles sanguíneos de triglicéridos de 250 mg/dL o más, presión arterial igual o mayor a 140/90 mmHg (hipertensión) y tener síndrome de ovario poliquístico.

Tras el diagnóstico, la persona deberá adoptar hábitos de vida saludables, incluyendo alcanzar un peso saludable, hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio a diario y, en ocasiones, tomar algún fármaco oral y/o aplicarse insulina.

La dulce espera

A veces, las hormonas del embarazo impiden el correcto funcionamiento de la insulina, lo cual eleva los niveles de glucosa en la sangre de la mujer que está encinta, trastorno que se conoce como diabetes gestacional.

Quienes tienen mayor riesgo de presentar este tipo de diabetes son aquellas mujeres con más de 25 años al quedar embarazada, quienes tienen antecedentes familiares de diabetes, hipertensión arterial, demasiado líquido amniótico, han tenido un aborto espontáneo o mortinato de manera inexplicable y las que presentan sobrepeso antes del embarazo.

En este tipo de diabetes generalmente no se presentan síntomas, son muy leves o se confunden con aquellos propios del embarazo, por lo cual es muy importante que se haga un estudio para detectar este tipo de diabetes entre las semanas 24 y 28 del embarazo o antes si la mujer tiene diversos factores de riesgo.

Sin embargo, a veces la diabetes gestacional puede ocasionar visión borrosa, fatiga, infecciones frecuentes (sobre todo de vejiga, vagina y piel), aumento de la sed, incremento de la micción, náuseas y vómitos, pérdida de peso a pesar de un aumento del apetito.

Una vez diagnosticado este trastorno, el médico indicará actividad física, una dieta especial, al tiempo que mantendrá una estrecha vigilancia de la mujer y el feto. En ocasiones también pueden prescribirse medicamentos y/o insulina.

Con los cuidados adecuados, tanto la salud de la madre como del bebé pueden ser óptimos, y es frecuente que tras el parto este tipo de diabetes desaparezca.

DATO

19% de los mexicanos que viven con diabetes desconocen qué tipo de diabetes tiene.

Fuente: Encuesta sobre concientización de la Diabetes en México. Novo Nordisk. México, 2012.


Para conocer más sobre los tipos de diabetes, acércate a la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste, A.C. Conócelos:
Dirección: Calle 103 Diagonal #316 X 32 Y 34 Francisco Villa Poniente
C.P. 97219 Mérida, Yucatán
Tel: 01 9999 20 07 68
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Sobre la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.
La Federación Mexicana de Diabetes, A.C. (por sus siglas FMD) es una asociación civil que vela por los intereses de las personas con esta condición. La FMD cuenta con asociaciones en todo el país, en las que se ofrece atención a pacientes, tanto en el ámbito de la salud como en el de apoyo y ayuda. La FMD afilia asociaciones en el territorio nacional con el propósito de promover educación en diabetes mellitus a la población en general y profesionales de la salud para fomentar diagnósticos oportunos, prevenir nuevos casos y evitar complicaciones.
Para más información puedes visitar: www.fmdiabetes.org

Federación Mexicana de Diabetes, A.C.
Twitter: @fmdiabetes
Facebook /Fedmexdiabetes