Receta de licuado con avena
Recetas con avena

Todos hemos tenido una de esas mañanas en las que o nos despertamos muy tarde o simplemente no nos da tiempo de preparar mucho para el desayuno. Hay muchísimos estudios que prueban como el desayuno es la comida más importante del día y que quienes lo hacen pierden peso más rápidamente (y lo mantienen) que aquellas personas que se lo saltan. No por algo existe el dicho “Desayuna como rey, come como príncipe y cena como plebeyo”.

Para esos días en los que tienes que salir corriendo de casa, te proponemos hacerte un licuado de avena que te mantendrá lleno por muchas horas y además te dará toda la energía y nutrición que necesitas en tu día. Sólo echa los ingredientes a la licuadora y listo!

Ahora, ¿qué podemos poner en el licuado?

  1. Frutas! Experimenta con todas las frutas que quieras, ellas le darán la dulzura a tu licuado y así ya no necesitas azúcar o necesitas muy poca.
  2. Endulzantes, prueba con miel, o un dátil, stevia o un plátano. Si eres amante de lo dulce lo mejor será ir disminuyendo la cantidad de azúcar paulatinamente hasta que tu paladar se vaya acostumbrando a apreciar el sabor dulce de las frutas.
  3. Lácteos. Usa yogurt o leche. Si eres vegetariano puedes obviamente usar leche de coco, de almendras, de soya o de avena.
  4. No te olvides de las especies, canela, jengibre en polvo, azafrán, clavos, nuez moscada e incluso cacao en polvo.
  5. La avena aumentará el contenido de fibra y proteína de tu licuado, puedes agregar también salvado de trigo o amaranto tostado.

Sabores ideales

  1. Manzana con canela. Perfecto para la digestión!
  2. Puré de calabaza de castilla con una cucharadita de canela, y una pizca de: jengibre en polvo clavo molido y nuez moscada.
  3. Espinaca, vainilla y plátano.
  4. Fresa, semillas de chía y chocolate en polvo.
  5. necesitas un poco de cafeína agrega un café expreso, plátano e incluso cacao en polvo.

Aqui la receta