Tras el diagnóstico de diabetes, cuidar de tu cuerpo debe ser tu mayor prioridad. El tiempo que ahora dediques a velar por tus ojos, pies y piel, al igual que a tu salud cardíaca y bucal, podría retrasar o evitar el inicio de peligrosas complicaciones en el futuro. Por ello, es fundamental que conozcas las posibles complicaciones de la diabetes y así actúes de forma informada, comprometiéndote con tu tratamiento y tomando el control para prevenirlas.

Entre los órganos que suelen ser afectados por la diabetes se encuentran los riñones, los nervios, los ojos, el corazón y los vasos sanguíneos. Estas complicaciones crónicas se desarrollan, en la mayoría de los casos, por un control deficiente de los niveles de glucosa en la sangre durante tiempo prolongado. Hay dos tipos de complicaciones: las agudas y las crónicas.

Complicaciones agudas

Cetoasidosis. Se manifiesta en personas con diabetes tipo 1. Ocurre en personas con diabetes tipo 1 cuando no hay insulina suficiente en sangre, este problema hace que la sangre se vuelva ácida y el cuerpo se deshidrate de manera peligrosa. Cuando supera el umbral renal (180 mg/dl) aparecen síntomas como: mucha sed y necesidad frecuente de orinar.

Coma hiperosmolar. Ocurre en personas con diabetes tipo 2 muy descompensadas, generalmente se llega a este estado después de varios días con la glucosa muy alta y orinando frecuentemente (poliuria) sin reposición suficiente de agua, lo que lleva a una deshidratación importante.

Si presentas alguna de estas complicaciones, acude inmediatamente con tu médico.

Complicaciones crónicas:

Enfermedad cardiaca y derrame cerebral. Constantes hipoglucemias, así como una diabetes descontrolada pueden dañar tanto el corazón como el cerebro con infartos en ambos órganos. Evítalo manteniendo tus niveles de glucosa en sangre bajo control.

Enfermedad renal. La diabetes mal controlada puede dañar los riñones, lo cual no sólo puede provocar que dichos órganos fallen, sino que también pierdan la capacidad de filtrar y eliminar los productos de desecho. Pide a tu médico que mantenga una estrecha vigilancia de los mismos.

Complicaciones en la vista. La diabetes puede causar problemas oculares e incluso provocar la ceguera. Las personas con diabetes corren un riesgo mayor de perder la vista que las personas que no tienen diabetes. La detección y el tratamiento temprano de los problemas oculares pueden salvarte la vista, así, acude por lo menos una vez al año a revisión con tu oftalmólogo o antes si experimentas cualquier variación visual.

Neuropatía y daño nervioso. Una de las complicaciones más comunes de la diabetes es la neuropatía diabética. El término “neuropatía” significa daño en los nervios que recorren todo el cuerpo y que conectan la médula espinal con los músculos, la piel, los vasos sanguíneos y otros órganos. Se caracteriza por la pérdida de sensibilidad en algunas áreas, particularmente los pies, lo cual puede ocasionar que no te des cuenta de lesiones como quemaduras e infecciones. Evítalo manteniendo óptimos tus niveles de glucosa en sangre.

Complicaciones en la piel. Hasta un tercio de las personas con diabetes tendrán algún tipo de problema de piel causado o agravado por la diabetes en algún momento de su vida. De hecho, a veces esos problemas son la primera señal de que una persona tiene diabetes. Por suerte, es posible evitar o tratar fácilmente la mayoría de esos problemas de la piel si se los detecta a tiempo. Consulta a tu dermatólogo anualmente o acude si presentas algún problema como manchas y/o resequedad. Asimismo, apóyate en aquellos productos que te ayudan a mantener tu piel bien hidratada y protegida.

Para evitar cualquiera de las complicaciones anteriores es fundamental que lleves un buen control de los niveles de glucosa en sangre, te apegues al tratamiento, realices actividad física (infórmate de las mejores opciones con tu médico) y sigas una buena alimentación. Consulta a un especialista de cada área para que te oriente de la mejor forma y toma el control de tu diabetes ya.


Evita complicaciones informándote al respecto. Para ello, apóyate en la Asociación Mexicana de Diabetes en el Sureste, A.C. ubicada en Calle 103 Diagonal #316 X 32 Y 34 Francisco Villa Poniente, C.P. 97219 Mérida, Yucatán.
Teléfono: 01 9999 20 07 68
Correo electrónico: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. de salud o económicos.

Con información de la American Diabetes Association.

Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Sobre la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.
La Federación Mexicana de Diabetes, A.C. (por sus siglas FMD) es una asociación civil que vela por los intereses de las personas con esta condición. La FMD cuenta con asociaciones en todo el país, en las que se ofrece atención a pacientes, tanto en el ámbito de la salud como en el de apoyo y ayuda. La FMD afilia asociaciones en el territorio nacional con el propósito de promover educación en diabetes mellitus a la población en general y profesionales de la salud para fomentar diagnósticos oportunos, prevenir nuevos casos y evitar complicaciones.
Para más información puedes visitar: www.fmdiabetes.org

Federación Mexicana de Diabetes, A.C.
Twitter: @fmdiabetes
Facebook /Fedmexdiabetes