Glifosato y la avena

La mayoría de la avena se cultiva en granjas familiares en Canadá, muchas de las cuales son operaciones multigeneracionales con fuertes vínculos con la tierra donde los agricultores viven y prosperan. Cultivar una cosecha de avena de alta calidad se necesita mucho cuidado. La avena canadiense es muy apreciada por su color, peso, y beneficios para la salud.

Una serie de artículos ha sido publicada recientemente sobre el uso de glifosato y sus residuos potenciales en los cereales, incluso la avena. Por eso, quisiéramos compartir con nuestros consumidores mexicanos esta información sobre el uso del glifosato en la avena canadiense.

Los productores canadienses de avena aspiran a producir avena de la mejor calidad, y todo comienza en el campo

Los agricultores de avena trabajan para cultivar productos de calidad que son sostenibles y seguros. El glifosato es un producto comúnmente utilizado por los agricultores para controlar efectivamente las malas hierbas antes de la siembra o después de la cosecha. El glifosato también reduce la enfermedad y los contaminantes naturales.

Glifosato y la avena
  • El uso del glifosato también permite reducir el arado, lo cual protege el suelo y el agua. La calidad del suelo y el buen uso del agua son importantes por todo el mundo.
  • Una campaña del gobierno canadiense llamada “Keep it Clean” les recuerda a los agricultores que solo usen productos fitosanitarios (pesticidas) que hayan sido registrados para un uso específico en Canadá y que siempre sigan las dosis y fechas que se detallan en la etiqueta.
  • Los agricultores canadienses siguen buscando formas de reducir el uso de productos químicos en sus granjas, ya que es un costo adicional para ellos y, por lo tanto, solo se utiliza el glifosato u otros productos químicos cuando son necesarios.

Los productores canadienses de avena toman en serio la salud del consumidor

  • Todos los niveles de glifosato que pueden permanecer después del procesamiento son cantidades mínimas y significativamente inferiores a los límites establecidos como seguros para el consumo por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) y organismos internacionales.
  • El glifosato es mucho más seguro que muchas cosas que se encuentran en la mayoría de nuestras propias cocinas. Por ejemplo, la investigación demuestra que la toxicidad potencial de los productos comunes como el vinagre, el bicarbonato de sodio y el café es más alta que la del glifosato.
  • Como se ha demostrado en investigaciones, hay cantidades mínimas de glifosato en muchos productos. Si bien no sea cero, es importante tener en cuenta que uno en mil millones es el equivalente de 1 segundo en 32 años, o una cantidad increíblemente pequeña del producto.
Glifosato y la avena

Los consumidores pueden elegir la avena orgánica

  • Si todavía le preocupa el glifosato, puede comprar avena orgánica que puede ayudar a reducir su exposición a cantidades mínimas de productos de protección de cultivos, como el glifosato.

De principio al fin, la avena se trata con la misma atención casera que se utilizaría mientras se prepara una gran comida para su familia.

Para obtener excelentes recetas e información sobre avena, visite www.avenacanada.com

Descarga el PDF