Convenio Productores de Avena de Canadá (POGA) y la Asociación Nacional de Cardiólogos de México (ANCAM)

dia mundial de la obesidad

Día Mundial de la Obesidad

Dra. Gabriela Borrayo Sánchez

Presidente ANCAM

La obesidad y sobrepeso son un problema de salud pública a nivel mundial y se han considerado la pandemia del siglo XXI, son el resultado de la transición epidemiológica, el consumo de alimentos ultra procesados, con altos contenidos en sal, azúcar y grasas, así como bajo contenido de alimentos frescos, cereales naturales y pobre actividad física regular. 

Actualmente las principales causas de mortalidad se asocian a la obesidad según el observatorio global de salud de la Organización Mundial de la Salud; incluye las enfermedades cardiovasculares (20.1%), diabetes mellitus (15.2%), tumores malignos (10.8%) y enfermedades del hígado (7.6%).

En México la obesidad y sobrepeso en los últimos años van en aumento; en la última encuesta de salud y nutrición (ENSANUT 2018), el sobrepeso y obesidad por grupos de edad se presentó en el 35.6% en la población de 5 a 11 años; 38.4% de 12 a 19 años y 75.2% en la población mayor de 20 años (39.1% sobrepeso y 36.1% obesidad), con un incrementó de 3.9% con respecto al 2012; siendo la cifra más alta del mundo. Además, los gastos por obesidad reducen el Producto Interno Bruto en 5.3%.

El etiquetado obligatorio de los productos con alto contenido de sal, azúcar y grasas en nuestro país, de acuerdo con la NOM-051, 2020, representa un avance para combatir este problema de salud pública. Sin embargo, hay mucho que hacer para poder reducir el impacto de la obesidad y sobrepeso desde edades muy temprana, incluso desde la gestación, para evitar las enfermedades crónicas como diabetes, hipertensión, cáncer y enfermedades osteomusculares.  

Sin duda un eje muy importante es la alimentación de productos naturales, evitar el consumo de alimentos ultra procesados, con altos contenidos de sal, azúcar y grasas; así como adecuada hidratación y una alimentación adecuada en calidad, cantidad y horarios. El consumo de avena en los niños se asocia a una mejor ingesta de nutrientes, calidad de la dieta y menos riesgo de adiposidad central y obesidad, por lo que debe considerarse como parte de la dieta saludable.

Otro eje muy importante es practicar actividad física regular al menos 30 minutos 5 días a la semana, así como mantener un peso adecuado y acudir periódicamente a un chequeo médico para identificar factores de riesgo para enfermedades crónicas. 

Galletas saludables de chocolate y aceitunas
Pescado empanizado con avena

By accepting you will be accessing a service provided by a third-party external to https://avenacanada.com/